jueves, 8 de julio de 2010

Tengo una semana despertando entre las 5:09 y las 5:10. No es necesario que suene el despertador, ni siquiera que tenga una pesadilla (que las tengo) y a esa hora despierte tratando de respirar un poco más tranquilo, sino que abro los ojos con firmeza y ya no puedo conciliar el sueño sino 30 minutos más tarde.
La primera vez que me sucedió, salía de una pesadilla donde mataba gente. La siguiente era yo a quien asesinaban. Después los sueños han pasado de lo grotesco a lo inclasificable. Pero siempre, sin que atine una razón, abro los ojos entre las 5:09 y 5:10.
Como soy un hombre supersticioso, creo que la razón vendrá en el futuro, cuando justo a esa hora suceda algo imprevisible. No quiero decir que vaya a ser horroroso o traumático, sino simplemente que cambiará mi vida.
Pero, ¿qué puede sucederme a esas horas en que aún duermo, en que no salgo a la calle, en que no me estoy bañando, en que no me despierto a prender el baño?
Podría ser una enfermedad súbita, un temblor que eche abajo la construcción que me protege, un trueno que de tan fuerte me provoque un ataque...
No sé, he tratado de hallar explicaciones, he intentado dormirme más tarde para que el sueño fluya hasta entrada la mañana, pero nada.
Por eso lo apunto, porque un cierto miedo ha comenzado a invadirme, y quiero dejar registro de esto que quizá sólo surge de las noches en que pienso tantas cosas al estar desocupado...

5 comentarios:

txt:::nauta dijo...

Pues la única explicación que encuentro es que tu reloj biológico se está alterando. Esto es normal después de ciertas etapas de la vida: el cuerpo requiere dormir más cuando se es adolescente, por los cambios hormonales, enseguida, cuando llegan los 30, viene otra modificación: se reduce las horas del sueño porque es necesario estar más tiempo alerta (trabajo, responsabilidades) y es muy probable que ahora estés encontrando un nuevo horario de descanso y esto sea apenas el acomodo. También cabe la posibilidad de que yo mienta.
Saludos.

JJ dijo...

puedes tener o no pensamientos catastróficos, y puedes o no creerlos (me sorprendería en ti)... pero por qué pensar algo malo? cuando comencé a leer esto pensé en el nacimiento de tu hijo, quizá por eso no te compré el miedo... también puede ser que inconscientemente te preparas para el cambio de horario que inevitablemente llegará en unos meses... o pueden ser las razones que menciona txt:::naura... no creo en casualidades, pero lo mejor es estar tranquilo, ya cuando llegue el motivo lo sabrás, y lo contarás...
abrazo

mangelacosta dijo...

Un abrazo a ambos. Creo que, como dicen, tal vez me estoy acoplando a una nueva vida. Esperemos que pronto me acostumbre.
Ojalá pronto nos veamos.

Marisol dijo...

Ah!!! me pasó por un tiempo a las 3:00am, invariablemente aunque cerrara los ojos una hora antes, siempre era a esa hora de la madrugada. Como ya no podía más lo único que pude hacer fue tomar mi teléfono y escribir a esa hora. Me ponía a escribir y de pronto estaba dormida nuevamente. Tal vez te resulte. Suerte y no te preocupes más, no creo que caiga un rayo y que derrumbe tu casa. Saludos =)

mangelacosta dijo...

Mari: Tu recomendación me parece una excelente idea. Habrá que ver si a Luisa no le molesta el ruido del teclado. Jeje. En fin, creo que en cuanto entre a trabajar, los desvelos sucumbirán al cansancio. Al menos eso espero.
Besos.