martes, 5 de enero de 2010

No he leído a Yuri Herrera, pero...

Hace cosa de medio año un amigo me preguntó si sabía algo de Yuri Herrera, si lo había leído o lo conocía (después descubriría que era hidalguense y tal vez por eso la pregunta). Dije que no y me olvidé del nombre de ese escritor. Tiempo después, al leer un artículo de Ignacio M. Sánchez Prado, en Tierra Adentro, en el que hacía un repaso de dos libros de autores nacidos en los setenta (Temporada de caza para el león negro, de Tryno Maldonado, y Los esclavos, de Alberto Chimal), me volví a encontrar el nombre de Yuri Herrera. Sánchez Prado acotaba:

Lo que tenemos son libros buenos (como el de Chimal), regulares (como el de Maldonado) y malos (como el limitado Recursos humanos de Antonio Ortuño o el verdaderamente infumable Fisuras en el continente literario de Federico Vite), que funcionan en esa área gris que mezcla antinacionalismo, antirrealismo, decadentismos superficiales y metaliteratura con resultados dispares. Los autores que salen de esta tendencia (pienso en Yuri Herrera, Julio Pesina o Eduardo Montagner, para dar tres ejemplos) no suelen tener la misma visibilidad, dejándonos con una literatura mexicana tan preocupada consigo misma que se desliza hacia la irrelevancia.

Después leí en el blog de Jaime Mesa que el reciente libro de Herrera, Señales que precederán al fin del mundo, "son las 123 páginas más poderosas que haya leído en la literatura mexicana en mucho tiempo [...] Gran novela y, creo, la primera pieza importante de la generación de los nacidos en los 70 en México".

Qué tiene entonces Yuri Herrera, le pregunté a Pepe, y buscando en el Google encontramos un artículo más que elogioso de Elena Poniatowska donde recreaba el día que conoció a Yuri, aún niño, y la visión tan expansiva que tenía ya cuando joven en la ciudad de México.

En el portal de Gandhi aparecen dos libros escritos por Yuri Herrera, Trabajos del reino (no disponible) y el que reseña Jaime Mesa. Ambos han sido editados por la española Editorial Periférica, quien dice del primer libro: "había obtenido cinco años antes el Premio Binacional de Novela Border of Words y convirtió a Herrera en uno de los escritores latinoamericanos más prometedores". Además, Sergio González Rodríguez, en Reforma, consideró entre "los libros del año" 2009 Señales que precederán al fin del mundo.

Bueno, y todo esto por qué. Vuelvo a la pregunta que me hice algunos días: "¿Qué tiene Yuri Herrera?", sobre todo lo pienso hoy, cuando en el periódico La Razón, dirigido por Pablo Hiriart (y con una buena sección de libros encabezada por Carlos Olivares Baró -quien por cierto hace algo que yo no he visto en otros periódicos: promover jóvenes escritores que publican en Tierra Adentro u otras editoriales estatales-) publicó en su columna Rozones lo siguiente:

Obradorista gana premio… al menos leído
Por haber escrito la novela menos leída en España y a modo de “consolación” un jurado de escritores de ese país decidió entregarle el premio Otras Voces al hidalguense Yuri Herrera, hermano del ex tesorero del GDF Arturo Herrera Gutiérrez e integrante de las Redes Ciudadanas de Andrés Manuel López Obrador. En la novela se narra la relación entre un capo y un escritor de narcocorridos, pero ni siquiera llegó a los 3 mil ejemplares vendidos, cifra que para los estándares de lectura españoles es bastante baja.


¿Por qué ligar a Herrera con López Obrador? ¿Cuántos autores mexicanos desearían vender 3 mil ejemplares de sus libros? ¿Quién es Yuri Herrera? ¿Por qué La Razón saca esta información en una columna política donde seguramente muy pocos saben quién es Yuri Herrera?
Seguramente la única respuesta posible está en sus libros, así que habrá que leerlo. ¿Cuál de los dos libros me recomiendan más?

3 comentarios:

txt:::nauta dijo...

Ya te habías tardado, Mike, en hablar de Yuri. Te faltó decir que edita la revista El perro, en la que también publica textos suyos: http://elperro.com.mx
Me parece que lo difundido en La razón (un periodiquillo de centro derecha) es un mero ardor ante el "éxito" del buen Yuri. Como lo mencionas, vender 3 mil libros en España, lugar de férvida competencia, donde se "dan" libros hasta en los árboles, es un logro, no sé si espectacular, pero lo es. Además, qué afán de criticar la vida personal de un autor. A mí me importan sus letras no su pasado Lopezobradorista. Caray, Vargas Llosa será el liberal más conservador, pero qué bonito escribe. (ojo: no estoy comparando). Saludos.

Anónimo dijo...

JA, me parece que para ese periodiquillo lo que quisieran es que chespirito tuviera esos tres mil libros vendidos.

mangelacosta dijo...

Anónimo: Hace tiempo, cuando escribí este post, aún no había leído a Yuri Herrera. Ahora que conozco sus dos libros, puedo decir que fue una fortuna que lo criticaran en La Razón. Por qué, porque me hizo leerlo. De los dos libros prefiero "Señales que...", aunque "Los trabajos del reino" lo considero un libro interesante. Sigo pensando en que no fue una buena idea ligarlo con AMLO, pues un escritor vale por lo que escribe, no por sus ideales políticos. Respecto a los lectores de La Razón o a los de Chespirito, creo que tienen los que merecen (ni más ni menos). Saludos.