martes, 6 de octubre de 2009

Vamos en el Metrobús, cuando ella comienza a tararear: "Yo no soy un rebelde sin causa, ni tampoco un desenfrenado..."
—Te he dicho que una vez, en la secundaria, íbamos a montar Vaselina. Yo sacaba un peine de la bolsa trasera del pantalón, me alisaba el copete y comenzaba a cantar: Yo no soy un rebelde sin causa, ni tampoco un desenfrenado, yo lo único que quiero es bailar rock and roll y que me dejen vacilar sin ton ni son.
Ella ríe. No me cree.
—En serio. Digo, no llegamos a presentarnos, pues sólo ensayamos unas cuantas semanas, porque la hija de la maestra, o la maestra que nos estaba dirigiendo, se enfermó.
Sigue sin creerme.
—Es más, yo sólo esperaba el día cuando me tocara practicar el beso con la hija de la maestra —(Recuerdo que se llamaba Brenda).
Se carcajea ya sin contenerse.
Y así sigo con algunas historias que ella no cree.
a. En la prepa actué en una obra sobre Sor Juana Inés de la Cruz.
b. En la secundaria participé en la estudiantina y nos llevaban a tocar a algunos teatros de Pachuca. Traíamos nuestros listones colgando del brazo y toda la cosa. Tocábamos Michelle, de Los Beatles, y I just call to say i love you.
c. Un día, en secundaria, participamos en un concurso de canto, del Himno Nacional.
d. Quedé en segundo lugar a nivel estatal en un concurso de matemáticas para estudiantes de secundarias técnicas.
e. Una ocasión nos llevaron a un pueblo desconocido, de parte de la secundaria, a participar en un concurso para técnicos electricistas.
f. Una tarde salí en televisión, en un programa de concursos y gané cantando Mosquito bilingüe, de Flans (bueno, eso sí lo cree, pero sólo porque en mi familia se burlan de mi fama efímera).
g. Recuerdo que participé en un concurso estatal, en la biblioteca municipal, y gané un juego Maratón, que nunca vi porque la directora pretextó que sería el cimiento para la ludoteca escolar (que nunca existió).
h. En la secundaria montamos un poema que hablaba de los niños que no son comprendidos por sus padres, y el día que lo presentamos (rompiendo cadenas de papel y alzando las manos como indica El declamador universal), muchos papás lloraron y abrazaron, con arrepentimiento, a sus hijos incomprendidos.
Y así, continúo compartiéndole mis días de gloria, le aseguro que en casa de mis padres debe haber alguna foto que lo compruebe, que algún reconocimiento debe existir. Pero ella se carcajea y me llama mentiroso y continúa riendo todo el camino, hasta que llegamos a casa. A punto estoy de llamarle a mi hermana (pero es muy noche), de marcar el teléfono de El Negro, de El Catrín, pero sé que de nada valdría, pues ella sabe que son mis amigos y serían capaces de mentir junto conmigo...
Pero hemos de regresar a casa de mis padres y entonces sacaré el álbum de fotos y buscaré los trofeos, los diplomas que hasta ahora no me importaban, y veremos quién ríe al último.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

casi te creo, lo juro!!!

de todas tus historias de anoche, lo mejor fue el bailecito de caderas y el paso del peine por tu cabello, además del rompimiento de cadenas de papel, no cabe duda talento desperdiciado, juar-juar

LL: TA
M:YAT
LL: YM

hoy te mando más que besotototes

LL

Evilblackmx dijo...

Como casi siempre me sacas una sonrisa o hasta una carcajada sonora; a veces no me explico como recuerdas tantas cosas y con tantisimo detalle, pero lo leo y lo vuelvo a vivir cada palabra es cierta. Lo peor es que podríamos llenar hojas y hojas de tantos recuerdos como por ejemplo cuando jugabamos futbol (si futbol) uniformados y nos masajeaban las piernas con liquidos 'mágicos' o que llegamos a ser fans de Ricardo Arjona (si, que poco habíamos vivido)o a ver a Alejandra Guzmán en un palenque (por cierto por estas fechas) chale como dicen por ahí... 'Como hemos cambiado' un abrazo hermano! P.D. Si LL es cierto tan cierto como que yo también lo recuerdo... Sabías que Él fue cinta marron o roja y yo llegue a azul en tae kwon do? ¿A verdad?

Orfa dijo...

¡Yo te creo, amigo! Con o sin fotos, y sobre todo aplaudo tu función no solamente artística, sino creadora de conciencia del punto h. Si en mi secundaria hubiera habido alguien como tú, mi vida habría resultado distinta!!!

pregúntale a tu esposa qeu cuando nos vemosss!

mangelacosta dijo...

Hola, O. Claro que sí, vamos a vernos. Me pongo en contacto con ustedes y quedamos el día. ¿Te parece? Por cierto, ya tenemos Pictionary y Scrabble, para jugar un rato...