jueves, 14 de febrero de 2008

No puedo presumir de tener muchos amigos, es más, ni siquiera muchos conocidos.

Pero sé que esos cuantos, de ser necesario, se formarían junto a mí cuando en una fiesta un payaso quisiera ponerme en ridículo a mí solo; o se quedarían conmigo cuando me vieran muy borracho; o no criticarían el que orinara en la entrada de un fraccionamiento a las tres de la madrugada; o me callarían cuando estuviera diciendo estupideces; o me dejarían hablar sin interrumpirme cuando les hablara de mi autor preferido; o se reirían de mis chistes simplones; o me llamarían para criticarme por el poco caso que les hago...

En fin, como dice Serrat: Mis amigos son unos atorrantes, se exhiben sin pudor, beben a morro, se pasan las consignas por el forro y se mofan de cuestiones importantes.

A todos ustedes, un abrazo en este día...
video

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades amigo!!!!


MR.

Anónimo dijo...

ese Miguel Angel...se le estima.
AR